MEDIDORES DE LUZ

Los medidores de luz o también llamado luxómetros son un instrumento de medición con el que podemos obtener de manera precisa los niveles de iluminación. Por lo tanto, mientras más alta sea la energía lumínica, entonces, mayor será la energía eléctrica que se utiliza para indicar la iluminancia en una pantalla. En otras palabras, podemos medir simple y rápidamente la iluminancia real y no subjetiva de un ambiente. La unidad de medida es el lux (lx). Los luxómetros contienen una célula fotoeléctrica que capta la luz y la convierte en impulsos eléctricos. Los cuales son interpretados y representada en un display o aguja con la correspondiente escala de luxes. El medidor de luz es cada vez más utilizado por los productores de energía. Para optimizar la iluminación interior (del 20 al 60 % de la electricidad es consumida por la iluminación) o exterior (que a menudo desperdicia mucha energía).

La medición cuantificable y precisa de la luz es sumamente necesaria. Para que podamos crear los resultados que deseamos en la práctica de las aplicaciones diarias, así como también las aplicaciones únicas.

Con los medidores de luz, podemos evitar que en algunos espacios haya problemas, por ejemplo:

  • Que tengamos luz insuficiente.
  • Que haya intermitencia o parpadeo.
  • Tener mala distribución de espacios iluminados.
  • Problemas de contraste.

En la actualidad es muy habitual que escuchemos hablar del luxómetro. Este suele ser utilizado, por ejemplo, en diferentes ámbitos de la vida cotidiana para la medida precisa de los acontecimientos luminosos en distintos sectores como el empresarial, el industrial y el comercial. En cualquier lugar o puesto de trabajo para poder determinar que la higiene y la seguridad sean las adecuadas.