¿Qué son los medidores de distancia?

Los Medidores de Distancia o distanciómetros funcionan según el principio del tiempo de vuelo. Sobre todo, es un instrumento electrónico de medición que cuenta con una tecnología capaz de establecer cuál es la distancia a través del tiempo que tarda en alcanzar la luz láser el punto señalado. Se calcula basándose en este dato debido que la velocidad de la luz es constante. El medidor de distancia destaca por su manejo sencillo y unos resultados de medición muy precisos, por lo que ofrece una mayor precisión que las tradicionales cintas métricas

Su alcance, que suele ir desde 20 a 200 metros, varía según el modelo. Existen 2 tipos de acuerdo a su método de medición: sónicos y por láser. Los primeros utilizan ultrasonido para calcular la distancia y los segundos un rayo láser visible. El distanciómetro se creó para facilitar las mediciones cuando un flexómetro no podía llegar, si la distancia era muy larga y no había soporte, este se doblaba o no era lo suficientemente largo. Del mismo modo, con este método se pueden medir distancias inclinadas desde un punto conocido a otro desconocido. Se emplea en la industria y sobre todo también en todos los oficios de la construcción, carpinteros, techadores y cerrajeros (óptimo en la medición).

Algunas de las ventajas de utilizar los medidores de distancia, son, por ejemplo, que la precisión de un distanciómetro láser es inigualable, su capacidad de adaptabilidad, podrás realizar mediciones domésticas y profesionales en grandes construcciones, uso autónomo, sin necesidad de ayuda por parte de una tercera persona, portátil, ligero y fácil de transportar.

Estos dispositivos son ideales para tareas domésticas, como:

  • Calcular los espacios para remodelar ambientes.
  • Calcular la superficie de un ambiente a la hora de comprar pintura o algún revestimiento.
  • Reacomodar muebles.
  • Instalar artefactos como ventiladores de pared y de techo, calefactores, calefones, etc.
  • Realizar mediciones en parques, patios, terrazas o jardines, especialmente donde haya plantas o árboles que complicarían el uso de una cinta métrica.