¿Qué es un medidor de conductividad?

Es un aparato que mide la cantidad de corriente eléctrica o la resistencia eléctrica en una solución. Aplica un campo eléctrico entre dos electrodos. Para evitar cambios en las sustancias, efectos de capa sobre los electrodos, etc. se aplica una corriente alterna. En otras palabras, es el instrumento utilizado con la finalidad de conocer la conductividad, (carga eléctrica) en un cuerpo de agua de origen natural. Del mismo modo, es utilizado en las plantas de tratamiento de agua. Los medidores de conductividad son muy comunes en cualquier procedimiento de tratamiento o monitoreo de agua, así como en laboratorios ambientales.

Son muy fácil de usar, además, esta herramienta puede ser útil para la toma de decisiones al llevar a cabo inspecciones de calidad, puesto que proporciona una evaluación inmediata del valor de conductividad en muchas aplicaciones, por lo tanto, se convierte en un instrumento ideal para el análisis en el campo.

La conductividad es una medida de la concentración iónica total que tiene una disolución, en otras palabras, es la capacidad de un material para conducir una corriente eléctrica. Se aplica en una gran variedad de industrias. En algunos casos se conoce la naturaleza de los iones y se utiliza para determinar la concentración de los mismos. Por ejemplo, en la industria alimentaria se utiliza un conductímetro para medir la “salinidad” de las muestras y se aplica en control de calidad. Por contraste, la medida de conductividad en aguas residuales, efluentes industriales etc. sirve para proporcionar lecturas de fuerza iónica total.

Utilidades y usos: 

  • Para realizar análisis de agua dulce (lluvia, ríos, lagos, manantiales).
  • Análisis en acuarios.
  • Analizar la tierra para una agricultura enriquecida.
  • Análisis del daño ocasionado por agua salada.
  • Análisis de la limpieza de superficies antes del revestimiento y una mejor adhesión a la pintura
¡Oferta!
¡Oferta!